Categorías

CARS 3 crítica: No es país para coches viejos

Tercera parte de Cars con un tono crepuscular como las últimas Rocky en versión automovilística

RAY ZETA

Pues al final lo ha conseguido. Miren que por más que me lo preguntaba, no entendía qué veía John Lasseter en Cars para que, erre que erre como Paco Martínez Soria en la peli del mismo título, creara, produjera y dirigiera una peli tras otra para Rayo McQueen hasta conformar una trilogía, cediéndole la dirección en este último episodio a Brian Fee (animador de la casa de Pixar precisamente desde Cars, a la que luego siguieron Ratatouille, Wall-E y Cars 2). Porque Cars no ha destacado precisamente por ser uno de los grandes títulos de Pixar como Toy Story, Los Increíbles, Wall-E o Up. El primer Cars no pasó de peli simpática, y el segundo fue altamente irregular al combinar dos tramas tan dispares como la automovilística y la parodia jamesbondiana.

Por eso no se entendía que John Lasseter apostara por ella, más allá de ser un proyecto personal suyo que tenía en forma de espinita clavada en el corazón por no haber obtenido con ella ni el éxito ni el reconocimiento esperado. Hasta ahora, pues no sólo podemos decir que Cars 3 es el mejor episodio de la trilogía, sino que es una buena película en sí misma. Y es que tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Allí donde las dos primeras películas pincharon por presentar un retrato superficial de los personajes basado en el tópico, como la conversión de un ser egoísta, engreído y pegado de sí mismo, en amable, generoso y solidario, Cars 3 profundiza en la psique de estos personajes ofreciendo una reflexión adulta y crepuscular.

 

Cars 3: cine de animación

"Mucho motor y mucha carrocería, pero el tubo de escape del tamaño de un cacahuete"

 

Sí señores, crepuscular, pues Cars 3 es una reflexión del paso del tiempo, y Rayo McQueen no es ya más el bólido campeón de los anteriores episodios que lo gana todo, sino un bólido ya anticuado desplazado por el relevo generacional, sustentado en las nuevas y sofisticadas técnicas de entreno, que ha de tomar conciencia de su nueva condición y adaptarse a ella. Como Clint Eastwood en Sin perdón, James Bond en Skyfall, o las últimas de Rocky en las que el Potro Italiano ejerce de entrenador y no de luchador obligado por la edad. Miren por dónde, la infantilita saga de Cars, que hasta ahora no era más que peliculitas con cochecitos de colorines para regalarlos con las Happy Meals del McDonald's, ha acabado dando una lección de auténtico cine.

“No sólo podemos decir que Cars 3 es el mejor episodio de la trilogía, sino que es una buena película en sí misma”

Con más de un punto en común con Toy Story 3, que reflexionaba también sobre el paso del tiempo con Woody, Buzz y el resto de juguetes desconsolados por la marcha de Andy a la universidad. Quizás Cars 3 no está a la altura de ésta y del resto de obras maestras de Pixar citadas, pues al ser un tercer episodio pierde el factor sorpresa por una parte, y se beneficia de que conocemos ya a los personajes pudiendo matizarlos sin necesidad de presentarlos por otra, pero se acerca más a ellas de lo que otros títulos pixarianos recientes como Monstruos University, Buscando a Dory, Brave o El viaje de Arlo consiguieron, y decir esto, teniendo en cuenta el alto nivel de las obras maestras de Pixar, es todo un elogio.

 

Cars 3: cine de animación

"Quien reproduzca el salto en paracaídas y el vuelo entre rascacielos de F&F7, gana"

 

Y encima sin olvidar los valores más elementales como la solidaridad, el trabajo en equipo, la fidelidad y la amistad, en definitiva, como demuestra las relaciones que tiene Rayo McQueen con su entrenadora (giro argumental incluido), con Smokey, antiguo entrenador de su maestro Doc Hudson Hornet, y con el mismo Doc Hudson Hornet (nuevamente con la voz de Paul Newman), mantenida esta última a base de flashbacks inéditos que profundizan en su amistad. Además de mantener una batalla entre el bien y el mal, representado aquí por lo nuevo y lo viejo. Igual que Rocky se entrenaba levantando piedras y persiguiendo gallinas mientras sus contrincantes utilizaban la tecnología más sofisticada, Rayo McQueen se entrena con el equivalente automovilístico a Rocky.

Que a la tercera ha ido la vencida, vamos, y por eso John Lasseter se está pensando producir una cuarta parte ahora que por fin tiene al público de su parte... Es broma, en principio la saga Cars queda cerrada y bien cerrada con este tercer episodio, aunque nunca se pueda decir nunca en Hollywood. Si no miren la saga Toy Story, que también se le dio supuestamente el cerrojazo definitivo con el tercer capítulo, y actualmente se está preparando Toy Story 4 dirigida por… exacto, lo han adivinado: John Lasseter. Un consejo pues para Pixar: que se dejen de secuelas y que produzcan material nuevo y del bueno, que no puede ser que en los últimos años sólo hayan tenido éxito con Del revés. Eso, o que firmen como Pixar Zootropolis 2 aunque sea Disney, que visto su estilo de animación colaría perfectamente.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Copas de yate

INF VNV 4

Recomendada por Kuato a: público de poca fe que no crea que a la tercera va la vencida.

No recomendada por Kuato a: público de poca fe que no crean en el dicho "a la tercera va la vencida" y el número 95 sea sólo el que va después del 94.

Ego-Tour de luxe por: la madurez de la propuesta con un tono crepuscular que nada tiene que envidiar a Sin perdón en versión automovilística aunque Rayo McQueen no tenga que matar a nadie.

Atmósfera turbínea por: que hayamos tenido que necesitar dos películas flojitas para llegar a esta. En fin… nunca es tarde si la dicha es buena.

 

CARS 3. "Cars 3" (2017). Dirección: Brian Fee. Guión: Daniel Gerson. Reparto: Owen Wilson, Jason Pace y Jose Premole. . Estreno en Venusville: 07/07/2017.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies