Categorías

CAVERNÍCOLA crítica: Evasión o prehistoria

Crossover de En busca del fuego y Evasión o victoria a cargo de Aardman Animations

RAY ZETA

El Manchester United estará encantado, nada menos que una película que explica la historia del club datando su origen en el Pleistoceno, y asentándose como equipo de competición en la Edad de Bronce ya con su emblemático color rojo. ¿Creían que Oliver y Benji eran los únicos magos del balón? Pues no señores, porque según Nick Park, el genio de Aardman Animations, el troglodita Dug, protagonista de Cavernícola, es tan mago del balón como el delantero y el portero del famoso manga futbolero, así que a partir de ahora cuando suene la sintonía "Allá van con el balón en los pies y ninguno los podrá detener", añadan el nombre de Dug al estribillo protagonizado por Oliver y Benji.

Nos encontramos pues ante otra joyita de la stop-motion de Aardman Animations con su inimitable marca de la casa de ponerles ojos de Marty Feldman y labios de Carmen de Mairena a todos los personajes, con el inconfundible humor gamberro de Nick Park ya practicado en Wallace y Groomit: La maldición de las verduras, Evasión en la granja y La oveja Shaun. Esta vez trasladado a la prehistoria como una versión animada de En busca del fuego combinando gags anacrónicos del estilo de Los Picapiedra (vean la peli y descubran qué utilizaban los trogloditas a modo de objetos cotidianos como un despertador o una máquina de afeitar), que no habrían desentonado nada en La loca historia del mundo de Mel Brooks.

 

Cavernícola: animación

"Tom Baker siempre fue mejor que Oliver Aton, pero tuvo mala suerte"

 

Aunque el plato fuerte de la película es el fútbol, claro, con su entrenamiento en el segundo acto y el partido a modo de clímax, aunque no sea un partido ni tan alocado como el de La bruja novata, ni tan épico como el de Evasión o victoria, ni tan increíble como los de Campeones (esos campos infinitos, esas acrobacias imposibles, esos efectos irrealizables…). El partido de fútbol de Cavernícola es simpático porque simpáticos son sus personajes protagonistas, una tribu de cavernícolas de la Edad de Piedra, que debe enfrentarse al equipo de un pueblo de la Edad de Bronce (con equipación azul, aunque un azul diferente al del Manchester City para no herir sensibilidades), que recuerdan a los malos de 10.000.

"Cavernícola es otra joyita de Aardman con su inimitable marca de la casa de ponerles ojos de Marty Feldman y labios de Carmen de Mairena a todos los personajes"

Metáfora de la que se sirve Nick Park para presentarnos toda una declaración de principios. El clasicismo VS. el progreso, la vieja escuela VS. la tecnología, los muñequitos de plastilina VS. los modelos digitalizados, la stop-motion, en definitiva, VS. la animación por ordenador… Por eso claro, los cavernícolas son toscos, torpes, sucios e imperfectos a más no poder, lo que les hace humanos, mientras que los habitantes de la Edad de Bronce son cultos, refinados, limpios y casi-perfectos hasta caer antipáticos. No hace falta decir con quién va el público, de la misma manera que tampoco hace falta recordar a quién preferimos entre galos y romanos en las aventuras de Astérix.

 

Cavernícola: animación

"Como se atrevan a hacer la chilena de Pelé, convierto la peli en 10.000 2"

 

Además de servirnos en bandeja de plata, claro, la moralina que debe existir en toda película animada que se precie, porque una película animada sin moralina no es una película animada. En las pelis de Disney acostumbra a ser que todos somos héroes de corazón puro en nuestro interior (aunque algunos más que otros, está claro), y en Cavernícola es que la unión hace la fuerza y por eso el trabajo en equipo es más aconsejable que la suma de individualidades, por muy buenas que sean las individualidades en solitario (de lo que debería aprender más de un equipo de fútbol de la liga española, y no voy a nombrar ninguno para no herir sensibilidades tampoco).

Es de agradecer pues que en el panorama actual de la animación, salgan película como Cavernícola. En Venusville somos los primeros fans de los grandes estudios gurús de la animación como son Disney-Pixar y DreamWorks, y alabamos las iniciativas de estudios menores en este campo como son Fox o Sony, pero valoramos especialmente la labor de Aardman Animations y Laika Entertainment. Por ser fiel a sus principios e ir a contracorriente con la laboriosa técnica de la stop-motion sin sucumbir a la tecnología actual, por presentar obras tan originales y cachondas como Cavernícola, y por tener los bemoles de ponerles a todos sus personajes los ojos de Marty Feldman y los labios de Carmen de Mairena.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Copas de yate

INF VNV 4

Recomendada por Kuato a: quien quiera desintoxicarse de tanta princesita Disney con más vestiditos que los que se prueba Julia Roberts en las boutiques pijas de Rodeo Drive en Pretty Woman.

No recomendada por Kuato a: quien prefiera ver pelis animadas con princesitas ñoñas con vestiditos de primera comunión cantando baladas aún más ñoñas.

Ego-Tour de luxe por: lo feos que son los personajes protagonistas, perfectos para coleccionarlos a todos en forma de muñequitos. ¡Ole tus huevos, Nick Park!

Atmósfera turbínea por: no haber sacado a los gemelos Jason y James Derrick de Campeones con su catapulta infernal a modo de cameo.

 

CAVERNÍCOLA. "Early Man" (G.B., 2017). Director: Nick Park. Guión: Mark Burton y John O'Farrell. Reparto: Eddie Redmayne, Tom Hiddleston, Maisie Williams, Timothy Spall, Richard Ayoade, Selina Griffiths, Johnny Vegas, Mark Williams, Gina Yashere y Simon Greenall. Estreno en Venusville: 02/02/2018.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies