Categorías

EL CADÁVER DE ANNA FRITZ entrevista a Hèctor Hernández: El amortajador de cadáveres

"La peli va de hasta dónde eres capaz de llegar para defender tu imagen tras una barbaridad"

RAY ZETA

FESTIVAL DE SITGES, 16/10/2015. Conocí a Hèctor Hernández en el Ateneu Barcelonès de Barcelona, valga la redundancia, hace quince años, cuando empezaba su carrera como guionista. En este tiempo se ha convertido en uno de los guionistas más reputados de la televisión, no existiendo género al que no le haya pegado bocado desde el teclado de su ordenador: culebrones, programas infantiles, series dramáticas y de comedia, galas de premios, largometrajes… Era pues sólo cuestión de tiempo que diera el salto a la dirección. Y lo ha hecho en un triple mortal sin red con un guión propio en forma de thriller que combina necrofilia, terror y Alba Ribas desnuda... Casi ná, un cóctel explosivo que incendia todos los festivales donde se proyecta y hace correr más tinta que el nuevo episodio de Star Wars. Cuidado directores de cine fantástico consagrados, porque Hèctor Hernández ha llegado pisando fuerte y lo ha hecho para quedarse.

-¿Cómo se te presentó la oportunidad de pasar del guión a la dirección?

-La oportunidad no se presentó sino que la busqué. Básicamente escribí un guión para poderlo dirigir yo, sin accidentes de coche, sin efectos especiales y sin marcianos, centrándome en lo que me siento más fuerte, en la historia de personajes y en una historia puramente dramatúrgica, o sea que el actor esté siempre presente.

-Sorprende que para tu primera película hayas elegido el género del suspense habiendo estado como guionista vinculado sobre todo al humor…

-Totalmente, pero me gusta todo el cine y todos los géneros. Me gusta mucho el humor pero también me gusta mucho el drama y también el thriller, así que decidí comenzar con un thriller, no de miedo pero sí de suspense.

-¿Y cómo pasa uno de los Lunnis a follarse un cadáver?

-No tiene una relación directa, simplemente ha coincidido en mi vida que he trabajado para niños y que me he follado un cadáver en esta película (risas), por tanto me he sentido muy cómodo.

 

El cadáver de Anna Fritz

 

-¿Tan cómodo como para ver a Alba Ribas en pelotas durante casi todo el rodaje?

-No creas que estuviera tampoco todo el tiempo en pelotas, hay menos desnudos en esta película que en la mayoría de películas españolas. Muchas películas ya tienen la ducha y la bañera para hacer el momento de despelote, y aquí está más integrado en la acción… No es una película de tener a Alba Ribas en pelotas en absoluto. Piensa también que en todo lo que no se ve en cámara va vestida aunque los espectadores crean que está completamente desnuda.

-¿Cómo se negocia esto con la actriz? ¿Con la típica frase de “lo exige el guión”?

-Bueno, en el guión ya se marcan algunas cosas, como “escena de la violación”, que es evidente que está desnuda… Alba leyó el guión y entendió dónde estaría desnuda y dónde no. Sí que hizo preguntas de cómo lo enseñaría… Básicamente estaba preocupada por cómo haríamos la violación. Le enseñé el story-board, y no sé si se quedó tranquila pero al menos entendió de qué iba la cosa y lo aceptó. Entendió que era evidente que tendría que estar desnuda, ya que no tendrás un cadáver en pijama o en chándal en el depósito... Vio que no era nada gratuito y que era obligatorio para la acción.

-Supongo que eres consciente de que la película se está beneficiando de su premisa: tres adolescentes que se cuelan en la Morgue para follarse un cadáver… ¿Estaba buscado?

-¡Nada buscado! La premisa llegó con el guión, que es hasta dónde puedes llegar para defender tu imagen y para que no seas completamente excluido de la sociedad cuando has cometido una barbaridad. Además esto venía de una noticia del periódico que yo había leído, por tanto no planeé absolutamente nada, escribí el guión e hice la peli. Si se hubiera descuartizado a un niño o se hubiera apalizado a unas yayas, la gente también estaría hablando…

-El hecho de que haya sólo cuatro actores en un espacio único, ¿se ha debido a falta de presupuesto o a una decisión premeditada?

-Yo quería que la película fuera claustrofóbica, que los actores bajaran a un infierno y que toda la película fuera la lucha para salir de este infierno, de manera que como más pequeño fuera el espacio, más se beneficiaría la película. Así que sea una producción low-cost y que esté narrada de esta manera en un único espacio, son dos cosas que se complementan perfectamente.

-¿Te planteaste en algún momento no salir de la morgue en toda la película? Es decir, ¿sin exteriores, sin salas de espera y sin hospitales?

-Dudé si empezarla fuera y enseñar el mundo de los vivos antes de entrar en el mundo de los muertos, pero al fin prescindí de este inicio porque creo que la película tiene más unidad. Toda la película pasa dentro del hospital y toda la película pasa en tres horitas de una noche, así tiene la unidad del espacio y la unidad del tiempo, lo que la hace mucho más redonda.

 

El cadáver de Anna Fritz

 

-¿Has mirado películas que tengan lugar en un único espacio como documentación previa?

-Un poco a la inversa… No te propones hacer una película en un único espacio si no conocieras películas hechas en un único espacio. Hay películas en un único espacio que me gustan muchísimo, como Funny Games, Hard Candy o La muerte y la doncella… Son peliculones de un único espacio y todos son thrillers, curiosamente el único espacio va muy ligado al thriller psicológico porque el único espacio te permite precisamente poder focalizar muchísimo los conflictos humanos y eso lo convierte en psicológico. Siempre hay la gran dificultad de no hacer teatro filmado, ya que son personajes hablando en un espacio único, y el gran reto es hacer guión y dirección cinematográfica, no teatral.

-¿Y qué me dices del riesgo de que pueda parecer un cortometraje alargado?

-Bueno, eso dependerá de la duración… También es verdad que en el cine estamos acostumbrados a tener diferentes tramas en la película, en cambio cuando te delimitas en un único espacio, desaparecen las tramas secundarias y te quedas con una única trama que es la importantísima de la película. Espectadores poco acostumbrados a esto quizás les remeta al cortometraje… Para mí es la única explicación.

-¿Cómo ha sido la dificultad técnica de rodar en un único espacio?

-Más que técnica, artística, a la hora de crear el lenguaje, precisamente para no hacer teatro. La frontera entre el teatro y el cine filmado en un único espacio puede ser muy delgada. Básicamente la dificultad era conseguir que cada plano tuviera una grandísima intención y que cada plano mejorara la réplica o la mirada del guión.

-¿Y el final? ¿Lo tuviste claro desde el principio?

-Desde la versión 2 de guión. La versión 1 tenía un final menos redondo.

-Ahora que están de moda las pelis para adolescentes políticamente correctas (Los juegos del hambre, Divergente, El corredor del laberinto…), ¿eres consciente que en tu peli los adolescentes dicen tacos, esnifan coca y se follan una muerta?

-Es que ésta es una película CON adolescentes, no para adolescentes. De momento gusta más a los mayores que a los jóvenes.

-Háblame ahora de cómo quisiste que fuera la morgue.

-Quise alejarme de las morgues de las películas asiáticas, que son morgues superchungas, oscuras, góticas, sucias… Aquí las morgues son limpias porque vivimos en un mundo aséptico donde el olor que hacen es de lejía.

 

El cadáver de Anna Fritz

 

-¿Visitaste alguna personalmente?

-No hizo falta porque me documenté. Hablé con gente que trabaja en las morgues y vi muchas fotografías de morgues y hospitales, todas ultralimpias, por eso quise poner las paredes blancas y contrastarlo con esa parte oscura, que aquí he dejado para los personajes.

-¿Conoces los Nekromantic de Jorg Buttgereit?

-Los conozco pero no los tuve presente, no tienen nada que ver con El cadáver de Anna Fritz. Eso es una guarrada con un muerto medio podrido, y no hay trama (risas). Tampoco son gore… asquerosidad. No me gustan, por eso, las he visto pero no les veo nada bueno.

-¿Y qué me dices de Kill Bill? El principio con Uma Thurman recuerda a la tuya…

-Pero no hay necrofilia… Todo lo que pasa en la vida es normal que lo encontremos en las películas…

-Ok. Ya para terminar, dime tu actriz favorita.

-No tengo ninguna.

-Pues una que te guste físicamente.

-Te podría decir muchas.

-Dime una.

-No, no te la voy a decir (risas).

-Pues piénsala.

-Ya está (risas).

-Y ahora responde: ¿te la follarías de muerta si supieras que nadie te ve?

-Por supuesto que no.

(Debí decirle también que nadie leería su respuesta…)

 

El cadáver de Anna Fritz

Hèctor Hernández amortajando el Diario de Venusville

 

EL CADÁVER DE ANNA FRITZ. Estreno en Venusville: 30/10/2015

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR