Categorías

EL GUARDIAN INVISIBLE crítica: ¡Niiiñaaas, cuidao con el Teletubbie!

Marta Etura es la inspectora Salazar de El guardián invisible, aunque de guardián haya más bien poco

ROBERT THORNHILL

De la misma manera que El Código da Vinci fue un bestseller sobrevalorado que a la hora de la verdad no dejaba de ser una historieta de aventuras vaticanas de fácil lectura con poco valor histórico, la novela homónima en la que se basa El guardián invisible es de esos fenómenos literarios que salen de tanto en tanto (véase La chica del tren) que se convierten en superventas sin saber muy bien ni cómo ni por qué, un exagerado éxito tan solo explicable por su fácil digestión y por unos personajes por lo general planos con líos de telenovela. Si a esto sumamos que Fernando González de Molina no es Alberto Rodríguez o Alejandro Amenábar, y que Marta Etura tampoco tiene el carisma de Jodie Foster ni Gillian Anderson, uno ya se autosugestiona a no esperar mucho de este clásico thriller de asesinatos en serie que disecciona El guardián invisible. No se puede sacar petróleo de una piscina en Torremolinos.

Los mimbres de la trama están mil y una veces vistos: una detective con cara de mala ostia y aires de agente Scully como Marta Etura, vuelve a su pueblo natal en Navarra para intentar atrapar a un asesino en serie de jovencitas descarriadas. El clásico whodounit de toda la vida que aquí viene edulcorado por la familia disfuncional de panaderos de la agente mal follada, con cuñados borrachos, mujeres psicópatas y maridos pagafantas, y de unos preciosos bosques navarros  donde habita un ser mitológico gigante llamado Basajaun, el hombre del saco o el Yeti vasco, que pasa de refilón por la película.

 

"Lástima que mi chubasquero no sea amarillo, sino podríamos colarlo como El bosque 2"

 

Sobre estos tres pilares se desarrolla El guardian invisible siguiendo la estela de la novela y, para desgracia del mundo venusvillero, adoleciendo de los mismos errores que la misma. En lugar de exprimir los elementos intrigantes de esos extraños crímenes o dar rienda suelta a la imaginación con ese Basajaun que daría mucho juego para un director más juguetón y creativo, centra su interés en explicarnos las penurias familiares pasadas y presentes de la protagonista, y para más inri, esta parte es la que más acojona, porque la madre de la Etura es una auténtica madrastra de Blancanieves que putea a su hija sin piedad.

"No es que El guardián invisible sea mala, pero el director no ha sabido potenciar aquellas partes del libro que podrían haber dado más juego"

No es que la película sea mala, pero el director no ha sabido potenciar aquellas partes del libro que podrían haber dado más juego. Van muriendo rutinariamente niñitas, aparecen un montón de polis, la agente listilla que suelta un par de frases sherlockholmenianas demostrando quién manda aquí, marean la perdiz con la existencia del Basajaun de las narices, y van dando palos de ciego hasta dar con un discreto asesino que se mueve con una molona furgoneta negra intentando pasar desapercibido (sic) siendo el desenlace muy precipitado y las motivaciones del psycokiller de lo más vulgar que te puedes echar a la cara. Todo contado siguiendo el manual del género, sin ser grotesco pero sin emoción alguna. No hay escenas de amputaciones como en Saw, ni cabezas en una caja como en Seven que puedas recordar al salir del cine, ni un Hannibal Lecter haciendo ruiditos con la boca.

 

"Más que Expediente X parecemos Ana Belén y Santiago Segura en Petra Delicado"

 

Tampoco ayudan esas insulsas e insustanciales escenas de una viejecita tirando las cartas del tarot, ni esa Marta Etura haciendo meditación alrededor de los cadáveres como si fuera El mentalista, elementos que en un libro se pueden entender como de relleno pero que en la gran pantalla ralentizan y dificultan el ritmo de lo que debiera ser un thriller con elementos fantásticos, los cuales ni están ni se les esperan. Si Guillermo Del Toro le sacó todo el jugo posible y por haber a los seres mágicos de El laberinto del Fauno, González de Molina se los ventila en un par de escenas mal contadas sin aprovechar el potencial de unos bosques que harían las delicias de Michael Night Shyamalan o Peter Jackson. Ya que como thriller resulta extremadamente convencional, a ese gigantón peludo habría que darle más vidilla notando más su fantasmal presencia.

A priori, debemos temer dos películas más porque El guardián invisible pertenece a la denominada Trilogía del Baztán, así que ya nos podemos preparar. Esperemos que algún director como Alex de la Iglesia o Alejandro Amenábar cojan el testigo y le den un tono más místico y misterioso al asunto. El hecho de que en un thriller de asesinos en serie con un bosque encantado, lo que dé más miedo sean los flashbacks de la madre de la protagonista no deja de ser una anomalía que indica que el director se siente más atraído por historias como la de Rapunzel que por El silencio de los corderos.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Dos Caras Harvey

INF VNV 3

Recomendada por Kuato a: los fanáticos de Expediente X o El mentalista, que se tragan todos los episodios sin rechistar.

No recomendada por Kuato a: quien se haya leído el libro. Aunque tampoco es nada del otro mundo, al menos no te deja tan frío como la película

Ego-Tour de luxe por: sin duda alguna esa madre de Marta Etura, que no para de hacerle guarradas a su hija, ensañándose con ella con una sonrisita en la boca. Esta señora merece un spin-off, pero ya.

Atmósfera turbínea por: ese título de la novela que le viene como anillo al dedo a la película: el Basajaun casi no se ve para desgracia del espectador

 

EL GUARDIAN INVISIBLE. Estreno en Venusville: 03/03/2017

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies