Categorías

KINGSMAN: EL CÍRCULO DE ORO crítica: La T.I.A. inglesa VS. la A.B.U.E.L.A. americana

Segunda parte de Kingsman con los agentes ingleses de Erasmus fiestero por los E.U.A.

RAY ZETA

Kingsman: Servicio secreto fue tan buena que tuvimos que verla dos veces seguidas para asimilarlo. Personajes perfectamente descritos, guión original, buena acción, buen ritmo, y sorprendentes elementos que hicieron de ella una película con adolescentes sin ser una película para adolescentes, como los chistes soeces, las salidas políticamente incorrectas, y una alta dosis de violencia como hacía tiempo que no se veía (recuerden sino la escena de la iglesia... no veíamos tantos muertos juntos desde Desperado). El secreto de todo ello, Matthew Vaughn, que al igual que como hizo con Kick-Ass, le echó huevos, convenció al estudio (Fox), y obtuvo una obra maestra imperecedera.

En cambio, con Kingsman: El círculo de oro nos ha bastado media película para ver que se trata de una secuela con todos los males inherentes a una secuela: pérdida de originalidad y frescura, un guión más forzado, y elementos gratuitos en pos de una mayor espectacularidad. Aún así la peli es entretenida y está contada a buen ritmo, pero no consigue evitar una sensación de deja vu que espanta. Y eso ocurre ya desde su primera escena, una secuencia de acción a modo de presentación del personaje protagonista tan alargada como exagerada, que se da de bruces con la sutileza y la elegancia esgrimidas en las secuencias de acción del primer episodio.

 

Kingsman: El círculo de oro

"La próxima vez empezamos con el vídeo del 'Despacito' para que no se quejen"

 

Como novedad se nos presenta la versión norteamericana de la agencia secreta Kingsman, los Statesman, cuya tapadera no es una sastrería sino una destilería de bourbon, y por la que transitan agentes como Channing Tatum, Halle Berry y Pedro Pascal (luciendo aquí como un clon de Burt Reynolds), liderados por un Jeff Bridges más comedido de lo habitual. El mejor acierto de la peli, aunque con tanta entrada secreta por aquí y por allá, nos parezca estar más en una historieta de Mortadelo y Filemón que en una película de Kingsman. ¿Dos agencias secretas rivales que deben aliarse por el bien de la humanidad? Recordando a Mortadelo, esto parece la T.I.A. VS. la A.B.U.E.L.A…

"Con Kingsman: El círculo de oro basta media película para ver que se trata de una secuela con todos los males inherentes a una secuela"

El resto de la peli, muy (por no decir demasiado) parecido a lo visto en Kingsman: Servicio secreto. El supervillano (en este caso supervillana) es Julianne Moore componiendo un personaje aún más estrafalario y pasado de rosca que Samuel L. Jackson en la primera parte. También tiene un sicario con una parte de su cuerpo mecanizada como tenía Sofia Boutella, y también ansía dominar el mundo aunque su plan sea mucho más simplón a nivel de guión. Por tener, tiene hasta un par de mascotas muy especiales (elementos gratuitos como apuntaba al principio), y un famoso que deambula por su base poniendo la nota cómica, que si bien al principio resulta gracioso, acaba por hacerse reiterativo.

 

Kingsman: El círculo de oro

"Felicitaciones atrasadas por el Oscar por El discurso del rey"

 

Y llegamos a lo más esperado, ansiado y comentado de Kingsman: El círculo dorado: el regreso del personaje de Colin Firth a pesar de estar muerto y bien muerto (no es ningún spoiler porque ya se han encargado las promos de publicitarlo), tras ser disparado en la cara a bocajarro por Samuel L. Jackson en la primera parte (tampoco es un spoiler porque todo el mundo la ha visto, ¿no?). El adjetivo elegido para describir esta justificación es “patillera”, pero patillera poniéndolo en mayúsculas y neones que se encienden y se apagan intermitentemente. Matthew Vaughn no ha utilizado el manido recurso del hermano gemelo, pero tampoco se ha exprimido mucho la quijotera, a la vista está.

Por eso Kingsman: El círculo dorado se revela como una secuela inmerecida de Kingsman: Servicio secreto. Se puede consumir igualmente, pero mientras que Servicio secreto era caviar regado con champagne francés, El círculo dorado es chorizo bañado con Don Simón... En fin, esperemos que Matthew Vaughn, ya liberado de la imposición de tener que resucitar a Colin Firth, facture un tercer episodio digno del primero y que vuelva a demostrar que es uno de los cineastas más inteligentes de la actualidad. Los personajes ya los tiene, y forman un tándem tan carismático como no se veía desde Regreso al futuro, así que sólo les falta un guión que les haga justicia. El bombín y el paraguas, si es necesario los ponemos nosotros.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Dos Caras Harvey

INF VNV 3

Recomendada por Kuato a: quien creía que sólo Drácula vuelve de la tumba. Descubrirá que Colin Firth también lo hace.

No recomendada por Kuato a: quien prefiera como en Cowboys de ciudad y tantas otras, el recurso del hermano gemelo desconocido.

Ego-Tour de luxe por: cómo se le introduce a la persona a seguir el chip localizador. Kingsman en estado puro.

Atmósfera turbínea por: que Channing Tatum vestido de caballero inglés, canta tanto como Dave Bautista disfrazado de colegiala.

 

KINGSMAN: EL CÍRCULO DE ORO. “Kingsman: The Golden Circle” (2017). Director: Matthew Vaughn. Guión: Matthew Vaughn y Jane Goldman. Reparto: Taron Egerton, Channing Tatum, Julianne Moore, Halle Berry, Mark Strong y Elton John. Estreno en Venusville: 22/09/2017.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies