Categorías

LOGAN crítica: Adamantium con artrosis

Lobezno se afeita las patillas y cuelga sus garras de adamantium definitivamente, en Logan

RAY ZETA

Y llegó el final de Hugh Jackman como Lobezno. Baja el telón, se enciende la luz de la sala, y el actor guarda las garras de adamantium en un cofrecito dorado a modo de recuerdo. Han sido nueve películas en 18 años contando apariciones protagonistas, secundarias y cameos a lo largo de las diferentes entregas de los X-Men con sus secuelas, sus precuelas y sus spinoffs. Nueve películas en las que Hugh Jackman ha estado como un campeón levantándose a las cinco de la mañana para desarrollar su musculatura durante seis horas diarias a dieta de pollo y arroz, por lo que a sus 48 años ha decidido afeitarse las patillas y colgar las garras, lo que no le reprochamos porque a lo largo de estos 18 años ha compuesto un Lobezno memorable que se ha erigido por méritos propios en un icono del cine.

Por eso se necesitaba una película a la altura de la trayectoria del personaje, de lejos el más carismático y con mayor potencial de los X-Men, en la que se despidiera de su público como se merece, con la cabeza alta y saliendo a hombros por la puerta grande. Y eso es justamente lo que ha hecho Logan, digna peli de clausura para un final de ciclo que cubre las expectativas y que cierra la saga lobeznera con un final cerradísimo, revelándose además de lo mejorcito de la X-franquicia, original, rompedora y sorprendente. Quizás hasta demasiado sorprendente, pues su propuesta descoloca tanto como Homer Simpson leyendo un libro, siendo dos los aspectos que más llaman la atención: su nula continuidad con las películas anteriores y su marcado tono crepuscular, desmitificador y reflexivo, más propio de un drama que analiza el paso del tiempo que de una peli de superhéroes que no sean los Watchmen.

 

Logan: cine fantástico

"Corre, antes de que nos pongan en pelotas como al Dr. Manhattan"

 

Porque si recordamos la última vez que vimos a Lobezno cronológicamente, fue al final de X-Men: Días del futuro pasado, cuando regresa al año 2023 habiendo creado una nueva línea temporal en la que personajes anteriormente fallecidos como Cíclope y Jean Grey aparecen vivitos y coleando. El final de X-Men: Días del futuro pasado vaticinaba un futuro de color de rosa para los mutantes, en cambio Logan, tan solo seis años después, describe una realidad muy diferente tanto a nivel colectivo para los X-Men como a nivel personal para Lobezno (espérense a verlo y verán). Una realidad que es para llorar, y lo peor de todo es que lo hace sin dar ninguna explicación al respecto. Sugiere lo sucedido a partir de algunas frases de guión y con la aparición de cierto personaje al final, pero la sensación es que falta una precuela que explique cómo se ha llegado a tan decepcionante futuro inmediato, en el que el mutante mejor parado es un yonky alcohólico sidoso y sifilítico, que duerme bajo un puente tapándose con cartones.

Logan es una peli de clausura para un final de ciclo que cubre las expectativas por ser de lo mejorcito de la X-franquicia, original, rompedora y sorprendente”

Tanto es así que Logan parece más un episodio alternativo fuera del universo X-Men como si fuera un What if, que la continuación cronológica de X-Men: Días del futuro pasado. De ahí que en esta entrega Lobezno se muestre más antihéroe, solitario, huraño y cansado que nunca, tanto de ser quién es como de ser lo que es (repito, espérense a verlo y a conocer las novedades introducidas en el personaje, y fliparán en colores), tomando conciencia de su nueva condición, y de un final anunciado, junto a Charles Xavier, único personaje original invitado a su fiesta de despedida, que tampoco vive precisamente su mejor momento. Y James Mangold lo muestra tomándose su tiempo, a ritmo pausado, priorizando el drama personal de los personajes por encima del de la historia.

 

Logan: cine fantástico

"Consuélate pensando que peor lo tenía Eduardo Manostijeras para tocarse"

 

Y lo hace además en forma de western fronterizo con explícitas referencias a Raíces profundas, asemejando a Logan al personaje interpretado por Alan Ladd, incapaz de colgar las armas perseguido por su pasado de pistolero. Pero no se piensen ni por un momento que por todo lo dicho Logan no tiene acción. La tiene y es la mejor de todos los X-episodios hasta el momento, pues Logan es el único clasificado R por su violencia. ¿Conocen el dicho “por lo que me queda en el convento, me cago dentro”?, pues eso es lo que han hecho James Mangold y Hugh Jackman, soltar el pedal de freno y acabar la trilogía lobeznera como les pedía el cuerpo, con una orgía de sangre entre miembros cercenados. ¿El resultado? Las mejores y más cañeras peleas de la saga con un Lobezno más sanguinario que nunca, cuyo golpe más suave es atravesar un cráneo de un garrazo, no les digo nada más.

Tanto por Lobezno como por X-23, estrella invitada de la función (si quieren conocer su conexión, lean los cómics o repasen la escena post-créditos de X-Men: Apocalipsis). Una adorable y angelical niñita de diez años como una Dama Mortal en miniatura, segando gargantas y reventando cabezas con sus garras como no habíamos visto nunca. ¿Creían que con la Hit-Girl de Kick-Ass ya se había llegado a lo máximo? Eso es porque aún no han visto a X-23 en Logan… Las nuevas generaciones, que suben empujando, y tal como se ve en los documentales de animales de La2, desplazan en las manadas de lobos al líder para ocupar su lugar, y éste se aleja hacia al ocaso para aullarle a la luna desde la cima de una montaña... Aunque en el caso de Lobezno, no se despida aullándola sino cortándola en rodajitas.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Venus Hall of Fame

INF VNV 5

Recomendada por Kuato a: fans de Lobezno y de los X-Men. Final de ciclo tras 18 años,  ¿se lo van a perder?

No recomendada por Kuato a: espectadores sensibloides que no resistan ver a Hugh Jackman blandiendo las garras de adamantium por última vez.

Ego-Tour de luxe por: volver a ver a Lobezno con una camiseta Imperio ensangrentada, garras en ristre, dando saltos por el bosque. Quédense con esta imagen porque es la que les acompañará el resto de sus vidas.

Atmósfera turbínea por: haber llegado al capítulo final de una manera tan cerrada, lo que ya no permite secuelas. Bueno, siempre quedan las precuelas, ¿no?

 

LOGAN. Estreno en Venusville: 03/03/2017

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies