Categorías

NOCHE DE VENGANZA crítica: Colega, ¿dónde está mi coca?

Jamie Foxx es un poli chulito que pierde y busca un alijo de cocaína en Noche de venganza

EL HOMBRE DE BOSTON

Lo mejor de Noche de venganza es que nos ha permitido recuperar a Jamie Foxx para el género de la acción. Porque desde que ganó el Oscar por Ray, el hombre se empeña, erre que erre, en probar toda clase de géneros sin demasiada fortuna, y aunque sean las action movies las que reporten mayores pingües beneficios como Collateral, Corrupción en Miami, Django desencadenadom Asalto al poder o The Amazing Spider-Man 2, sigue probando suerte en dramas, comedias, infantiles y rolletes románticos en títulos como Historias de San Valentín, El solista, Salidos de cuentas, Cómo acabar con tu jefe, Rio o Annie.

Así que podemos contemplar Noche de venganza como el regreso de Jamie Foxx aunque no sea un regreso demasiado afortunado. Pero es un regreso, al fin y al cabo, porque Jamie Foxx interpreta en él lo que mejor le queda, a un poli duro de andares chulescos, mirada chulesca y gesto chulesco, que quizás por rememorar su paso por Corrupción en Miami como Ricardo Tubbs, está metido en un caso de narcóticos, jugando durante toda la peli a descubrir si es un poli corrupto que hace negocio con los alijos de coca que le caen en las manos, o un poli limpio y sano de los que ayudan a ancianitas a cruzar la calle.

 

Noche de venganza: acción

"No te hagas tanto el duro que te vi hecho un merenguito en Annie"

 

El problema de Noche de venganza es que en lugar de investigar un caso como sería lo propio en una peli de acción al uso como la citada Corrupción en Miami, 2 Guns o Contraband, la peli se mete en un callejón sin salida al basar el guión en el secuestro de su hijo adolescente por unos gangsters que le reclaman un alijo de coca. Lo que convierte a la peli en un ir y venir sin ton ni son por el hotel casino de Las Vegas en el que el hijo está retenido, dejando muy poco margen para la acción. Una pelea con cierta gracia en una cocina y el tiroteo final es su pobre balance en esta categoría.

“Lo que no puede ser es que cualquier serie televisiva policiaca desde Starsky y Hutch hasta Bones tenga más acción que Noche de venganza

Y es que no digan, lo que se le pide a una peli policiaca enmarcada en la serie B, como es el caso de Noche de venganza, es que tenga acción, aunque no sea espectacular como la de un James Bond o una Misión imposible. Con alguna persecución de coches, algún tiroteo y alguna pelea, aunque todo sea medianito, nos conformamos. Aunque la peli parezca una telemovie como también es el caso. La calidad de la acción será proporcional al persupuesto de la peli, eso lo entendemos, pero lo que no puede ser es que cualquier serie televisiva policiaca desde Starsky y Hutch hasta Bones tenga más acción que Noche de venganza.

 

Noche de venganza: acción

"Larguémonos rápido antes de que me propongan hacer Cómo acabar con tu jefe 3"

 

Por mucho que nos pinten a Jamie Foxx como el mencionado poli chulesco, y a los gangsters como exagerados narcos chungos de tebeo (no se pierdan la presentación de Scoot McNairy interrogando a un chivato y la escena en la que va jugando al golf mientras habla con Dermot Mulroney), Noche de venganza se pierde en detalles tontunos que no sirven más que para alargar el metraje a modo de paja, como Jamie Foxx perdiendo y buscando por el hotel el alijo de cocaína, convirtiendo la peli en una parodia de Colega, ¿dónde está mi coche?, sustituyendo coche por coca.

Nada que ver pues con otras pelis recientes como las de John Wick (y las de Venganza antes que estas), que presentan propuestas de acción sin complejos con un punto de exageración que el espectador acepta encantado tras establecer con la peli un pacto de complicidad pese a su nula credibilidad. Mejor pasarse de rosca, aunque sea una rosca con exceso de harina y azúcar, que quedarse a medias de todo provocando que la rosca no sepa a nada. Para noches en la que se debe salvar a un hijo de los gangsters de turno, nos quedamos con Una noche para sobrevivir, que es más entretenida y sale Liam Neeson de Santa Claus borracho diciéndoles guarradas a las tías.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: congelada en carbonita

INF VNV 2

Recomendada por Kuato a: quien quisiera que los episodios de las series televisivas duraran media hora más.

No recomendada por Kuato a: quien recuerde a Jamie Foxx en pelis de acción como Stealh, Corrupción en Miami o Asalto al poder.

Ego-Tour de luxe por: que al menos este regreso de Jamie Foxx a la acción haya servido para hacer a continuación Baby Driver con Edgar Wright.

Atmósfera turbínea por: que en plena persecución, pelea o tiroteo, te llame la mujer para echarte la bronca. Típico de las tías.

 

NOCHE DE VENGANZA. "Sleepless" (2017). Director: Baran bo Odar. Guión: Andrea Berloff. Reparto: Jamie Foxx, Michelle Monaghan, David Harbour, Dermot Mulroney, Gabrielle Union y Scoot McNairy.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies