Categorías

POWER RANGERS crítica: Pipiol Rangers

Nueva versión de los Power Rangers igual de pipiola pero hecha con más pasta que antes

RAY ZETA

Más allá del apego sentimental que podamos tener con la saga Power Rangers, no era difícil mejorar el material existente porque la mayoría de sus productos, en especial las películas, siempre han estado concebidos como vehículos de entretenimiento infantil en los que ha imperado sus disparatados guiones por encima de su calidad de producción. Las series aún, pues nuestro nivel de exigencia disminuye considerablemente en favor de la complicidad procesada, pero las películas es otra historia. Power Rangers: La película (1995), Turbo Power Rangers (1997) y Power Rangers Samurai: Clash of the Red Rangers (2013), son simplemente ridículas, especialmente las dos primeras, con unos efectos visuales, unos monstruitos, y unas peleas, diseñados, realizados e interpretados directamente por y para niños de primaria.

Por eso era obligado un lavado de cara con jabón del bueno y perfumado, en un momento en que hay tantos superhéroes y tan buenos. Así que vaya por delante que este reboot de Power Rangers cumple su cometido de actualizar dignamente la franquicia, aunque su producto final se vea lastrado por unas imposiciones de guión, que por fidelidad al material original no se ha querido (o no se ha sabido) suavizar para dotar al conjunto de una mayor credibilidad acorde con los tiempos que corren. Porque hoy en día hasta para creerse una historia de superhéroes, el público necesita un pilar sólido en el que sustentarse. Nos creemos sin dificultad que un ingeniero diseñe un traje de guerra en su laboratorio, que un estudiante sea picado por una araña radiactiva, o que alguien nazca con una mutación en su código genético que le otorgue superpoderes, pero que llegue un personaje representando una amenaza del espacio exterior, como quien viene a realizar la lectura del gas, ya es harina de otro costal galáctico.

 

Power Rangers: Cine fantástico

"Si os preguntan decid que esto es una precuela de Los Vengadores"

 

O se hace en clave de comedia como Mars Attacks! o muy bien como en Los Vengadores, o se corre el riesgo de resultar grotesco, como es el caso. Y más aún si esa amenaza galáctica milenaria tiene la forma de Elizabeth Banks paseándose como Pedro por su casa por la Tierra (aunque aquí deberíamos decir como Rita por su casa por ser Rita Repulsa), como una guiri hablando inglés que va de paseo por Port Aventura montándose en sus atracciones. Premisa fallida que no es nueva, como ya se vio en Howard un nuevo héroe, Green Lantern, John Carter, X-Men: Apocalypse o el mismo Escuadrón Suicida con Cara Delevingne como la Hechicera. Hoy en día se necesita algo más que conectar dos mundos galácticos por la patilla con una simple frase de guión para que el público se lo trague, si no, en cuanto aparezcan los seres del espacio exterior disfrazados del grupo Locomía nos parecerá estar ante una rúa carnavalera de pueblo.

"Es tan juvenil este reboot que si uno no conociera a los Power Rangers, creería estar ante una versión del Comando G o de Chronicle"

Mejor rendimiento tiene la primera mitad en la que se narra la génesis superheroica de los adolescentes que se convertirán en Rangers con la ayuda de Zordon. Porque en este Power Rangers, a diferencia de las pelis anteriores que ya empiezan siendo Rangers, se muestra la conversión siguiendo las bases convencionales del género, con el obligado descubrimiento de los superpoderes, toma de conciencia, entreno y formación del supergrupo. Pero esta vez no son cinco jóvenes perfectos guapitos y deportistas, sino cinco jóvenes guapitos conflictivos para añadir más carga dramática al puchero, de los que están castigados a quedarse en el instituto después de clase siguiendo la línea de El club de los cinco. Y como no podía ser de otra manera en los tiempos tan políticamente correctos que corren, se paga la obligada cuota racial aún más exageradamente de lo que ya se hacía hasta parecer una campaña de Benetton, teniendo al blanquito, al negrito, al chinito y a la latinita, y hasta se da un paso más allá haciendo que haya una lesbiana... Y hasta aquí puedo leer, como decía Mayra en el "Un, dos, tres"...

 

Power Rangers: Cine fantástico

"Dicen que de Vengadores nada, que sólo colamos como el Comando G"

 

Y es que tan juvenil es la peli que si uno no conociera a los Power Rangers, creería estar ante una versión del Comando G o de Chronicle, pues a diferencia de la nueva oleada de superhéroes orquestada por Marvel con sus Vengadores, Warner con sus Batmans y Supermans, y Fox con sus X-Men, dirigida a un público mayoritariamente adulto (vean sino la madurez de Logan), este Power Rangers va destinado sin disimularlo al público adolescente con espinillas en el rostro y callos en las yemas de los dedos de tanto whattsappear. Pero como en su conjunto global si nos los miramos con buena voluntad, funciona, perdonamos hasta que el robot Alpha 5 sea un clon de Johnny 5 con sus mismos tics, gracias y chistes, igual que perdonamos la presencia del Goldar en el combate final, y el parecido de éste con otras obras de temática similar como Mazinger Z, Big Hero 6, Transformers o Pacific Rim, porque a pesar de ello también funciona y salen los Zords de manera acertada.

Peli correcta pues a pesar de su concepción eminentemente juvenil, aunque inferior a cualquiera de las producidas por Marvel (los Vengadores juntos o por separado) y Fox (los X-Men con o sin Lobezno y viceversa), pero más ágil que las producidas por Warner, lo que no es difícil tras el tochazo-tostonazo que supuso Batman v Superman: El amanecer de la justicia. De convertirse este Power Rangers en saga, quedará como una franquicia menor en la línea de las pelis superheroicas realizadas en los 2000 antes de establecerse Marvel como estudio cinematográfico, a la altura de Daredevil, Elektra, Los 4 Fantásticos y Los 4 Fantásticos y Silver Surfer, más que como cualquier peli de superhéroes producida actualmente. A no ser claro, que en los episodios venideros se substituyan a los cinco jóvenes pipiolos protagonistas por actores más maduritos, y a Rita Repulsa por un villano de mayor entidad y menos parecido a la Bruja Avería.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Dos Caras Harvey

INF VNV 3

Recomendada por Kuato a: quien todavía tenga pesadillas por recordar a los ridículos Ivan Ooze y Lerigot de las pelis anteriores.

No recomendada por Kuato a: quien prefiera ver a Robert Downey Jr., Hugh Jackman o Ben Affleck, tumbados en el sofá de su psicoanalista.

Ego-Tour de luxe por: que el diseño de producción sea correcto y no salgan irisorios peluches andantes descartados del montaje final de Dentro del laberinto por no pasar el corte.

Atmósfera turbínea por: que cuando hay un adolescente guapito, cachitas y chulito, nos referimos a él como el quaterback del instituto, y aquí el Ranger rojo… ¡es el quaterback del instituto!

 

"Power Rangers" (2017). Director: Dean Israelite. Reparto: Becky G., RJ Cyler, Naomi Scott, Ludi Lin, Dacre Montgomery, Bryan Cranston y Elizabeth Banks.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies