Categorías

SITGES 2015: VICTORIA rueda: Victoria conseguida

Laia Costa nos habla de su aventura alemana con Victoria y, cómo no, de su plano secuencia

RAY ZETA

Laia Costa es una de las nuestras y eso se nota en el ambiente. Será que como estamos acostumbrados a verla en televisión en series como Polseres vermelles, Cites o Carlos, rey emperador, nos parece que la conocemos de toda la vida. Por eso la rueda transcurre en un tono súper-informal reservado sólo a los más cercanos, a lo que ella también ayuda con su jovialidad y entusiasmo. Al haber fallado el director Sebastian Schipper, sin comerlo ni beberlo se ha convertido en la máxima representante de la película en su paso por Sitges. Victoria está teniendo buenas críticas y buena acogida por parte del público en todos los festivales donde se proyecta, y Laia no puede esconder ni el orgullo y la satisfacción que siente por ello, ni la pasión que siente cuando habla de ella.

¿Qué es lo más característico de Victoria? Que está en rodada en un único plano secuencia de dos horas y veinte minutos, ¿verdad? Pues empezamos por aquí. ¿Realmente es un plano secuencia único sin ninguna trampa ni cartón? "Sí que lo es", afirma Costa rotundamente con una sonrisa Denticlor más ancha que la de Charlie Rivel, y para que no haya ninguna duda al respecto de que nos dice la verdad, nos da su palabra de que así es. se permite bromear con el tema: “Después de un año promocionando la peli por su plano secuencia, imaginad que os digo que no es real...", y se ríe tan a gusto como si hubiera escuchado un chiste de Eugenio.

 

Victoria

"Lo que más me ha gustado de Alemania han sido sus salchichas"

 

¿Y cómo fue el proceso de su rodaje? “Desde que empezamos los ensayos hasta que hicimos el “One Take” (modo pijo de decir a una sola toma) pasaron un par de meses. Los ensayos se basaron sobre todo en la localización, ya que los actores trabajamos desde la improvisación. Aunque tuviésemos la historia clara no había un guión, fue un proceso creativo muy vivo y abierto. Fuimos creando la historia poco a poco, con escenas y personajes que se quitaron y se pusieron durante todo el proceso. Se creó la película mientras se rodó”.

“Después de un año promocionando la peli por su plano secuencia, imaginad que os digo que no es real..."

Decir que se siente orgullosa de haber formado parte de este proyecto es poco, lo que está más que justificado viendo su originalidad y su resultado. Nos cuenta que entró en él gracias a que una directora de cásting pensó en ella cuando el director alemán Sebastian Schipper telefoneó pidiendo una actriz española. Le enviaron un vídeo, vino a Barcelona a conocerla, le hizo una prueba, y pim-pam-pum, media hora más tarde ya la habían cogido en lo que puede que vaya a ser el papel de su vida. Aún así no siente que su vida haya cambiado, a excepción claro que la película la ha situado en el plano internacional. "Me da pereza levantarme todas las mañanas como hace un año", sonríe...

 

Thriller de acción: Victoria

"Un día, en Berlín, me comí una salchicha así"

 

Y sigue contándonos que no tuvo que prepararse físicamente, pero sí emocionalmente, ya que todos los actores pasan en la película por estados muy diferentes y eso sí que implica más concentración y compromiso. Que el director tenía dos normas: no repetir dos veces la misma acción y tener claro el personaje en cada momento, y que para el resto les dio total confianza para que improvisaran. Y que sobre la credibilidad de los hechos y de las decisiones que toma su personaje, el punto más discutido de la película al finalizar la proyección, fue ampliamente hablado para crearlo, creyendo, cómo no, que todos sus actos están plenamente justificados.

Y aquí es cuando llega la pregunta de la rueda. Rodaje  de corrido durante más de dos horas, cerveza, nervios, y en ningún momento se ve que el personaje vaya al baño. ¿Es que no fuiste a mear en ningún momento? Y Laia responde entre risas con la misma simpatía de la que ha hecho gala desde el inicio. "Sí, Victoria acaba yendo al baño en medio de la película porque no podía más y se estaba meando viva directamente (risas). Pensé que me lo iba a hacer encima, así que salí de cámara rápidamente y allí, delante de muchos extras, hice un pipí que me sentó muy bien. Cuando volví a entrar en plano es cuando estamos en el club de la celebración y Victoria salta encima de los chicos. ‘Está muy contenta’, pensaréis todos.... No es que esté contenta, ¡es que acaba de mear y está aligerada!" (risas). Ahora entendemos la cara de sufrimiento que pones hasta ese momento durante toda la peli.

 

 

Victoria

Laia Costa "victorea" con el Diario de Venusville

 

SITGES 2015

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies