Categorías

THE LIMEHOUSE GOLEM crítica: Ensaladilla gótica

Asesinatos en el Londres victoriano a medio camino entre Penny Dreadful y From Hell

BETO

Interesante cambio de registro de Juan Carlos Medina, director que nos dejó un buen sabor de boca con Insensibles, su primer largo que pudimos ver en 2012 en el Festival de Sitges, donde nos explicaba la historia de un grupo de niños encerrados durante la Guerra Civil española por tener insensibilidad ante el dolor físico y ser considerados un peligro y, a la vez, ser objeto de diversos experimentos. En The Limehouse Golem, de nuevo visionada en Sitges (esta vez como clausura del Festival en el 2016), nos trasladamos a la Inglaterra victoriana, allá por el 1880, donde una serie de misteriosos asesinatos mantienen en vilo a la población de un Londres libertino, los cuales son atribuidos al Golem, una figura de arcilla mitológica.

Indudablemente la película impacta visualmente desde sus inicios por la espectacular recreación del Londres victoriano, repleto de sucias callejuelas y con una ambientación gótica que le da más empaque a los escenarios en que se desarrolla la cinta (la sede de Scotland Yard es un claro exponente). Además, en The Limehouse Golem convergen una serie de elementos que ya de forma individual son atractivos: el teatro musical que vivía una época de auge, sobre todo en el West End; la presencia de personajes reales como Karl Marx, antes de su reconocimiento como emblema de las revoluciones comunistas; los asesinatos que se producen durante la película, con claras similitudes a los de Jack el Destripador…

 

The Limehouse Golem

"Te juro que cuando acepté creía que se trataba de un episodio de Penny Dreadful"

 

Así y todo, la presencia de Jane Goldman como guionista, autora de otros libretos de éxito como los de Kingsman, Kick Ass o X-Men: Primera generación, prometía una historia de altos vuelos. Por este motivo extraña mucho el resultado obtenido con The Limehouse Golem. Desde un inicio la trama resulta un tanto embarullada, a ritmo de múltiples y excesivos flashbacks, y a pesar de la atmósfera asfixiante de la película, el interés por la misma decae rápidamente debido a que la historia se hace aburrida. Goldman mete en una coctelera todos los elementos interesantes anteriormente mencionados y lo que consigue es un batiburrillo insulso, una historia de asesinatos que llegan a hacerse insufrible, sobre todo por los flashbacks mencionados, muchos de ellos ficticios, que hacen que la historia se eternice en exceso.

"The Limehouse Golem es un thriller gótico que tiene los elementos esenciales de un psycho-thiller moderno pero al que penaliza un excesivo metraje"

Ni siquiera la presencia de actores como Billy Nighy, como el inspector de Scotland Yard (que accedió al papel por la prematura muerte de Alan Rickman), u Olivia Cooke (también frecuente en cintas de género como The Signal o Ouija), consiguen darle un salto cualitativo a la película. Por cierto, la presunta dudosa sexualidad del comisario no aporta nada a la historia y no sabemos a qué viene a cuento. Otro elemento a añadir al sinsentido de la película.

 

The Limehouse Golem

"Si me chivas quién es el asesino, te paso el teléfono de Mario Casas"

 

Como hemos comentado, los asesinatos mantienen una estética similar a los producidos por Jack el Destripador, y en este sentido están bien ejecutados. De hecho, The Limehouse Golem es un thriller gótico que tiene los elementos esenciales de un psycho-thiller moderno pero al que penaliza un excesivo metraje y la falta de interés que despierta la historia tal y como se desarrolla. Me viene a la memoria Desde el infierno, ambientada en el barrio de Whitechapel, donde Johnny Depp intentaba resolver los asesinatos de prostitutas a manos de un psicópata. Este sería el ejemplo a seguir. Una historia menos enrevesada en su inicio que progresivamente aumenta su complejidad sin perder el norte en ningún momento y con un final sorprendente pero con lógica.

En cambio, Juan Carlos Medina quiere ofrecer tantas posibilidades, intentando mantener en vilo al espectador, que lo que realmente consigue es obtener un desenlace embrollado, que por otra parte no nos extraña en absoluto, ya que nos han mareado tanto durante toda la película que cualquier resolución nos hubiese servido. Hasta hubiésemos aceptado pulpo como animal de compañía. The Limehouse Golem ha querido ser un proyecto ambicioso, demasiado, y este ha sido su principal pecado. Es una pena que una película con una dirección artística tan buena tenga como resultado que a la media hora nos sea igual lo que nos esté explicando.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Congelada en carbonita

INF VNV 2

Recomendada por Kuato a: los que se ponen palote con calles angostas, mugre y toda suerte de rollos góticos. Estarán en su salsa.

No recomendada por Kuato a: los que no les gusten los teatrillos de la época, porque tendrán ración doble.

Ego-Tour de luxe por: Billy Nighy. Este tío siempre sale bien parado, a pesar de que el entorno no le acompañe.

Atmósfera turbínea por: la justificación de los asesinatos por el asesino. Claro, después de tanto mareo guionístico se debieron acabar las ideas.

 

THE LIMEHOUSE GOLEM. "The Limehouse Golem" (2017). Dirección: Juan Carlos Medina. Guión: Jane Goldman. Reparto: Bill Nighy, Olivia Cooke, Douglas Booth, Daniel Mays, Eddie Marsan, María Valverde, Sam Reid, Morgan Watkins, Adam Brown y Peter Sullivan. Estreno en Venusville: 08/09/2017.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies