Categorías

UNA HISTORIA DE VENGANZA crítica: Choque de altura

Schwarzenneger deja el taca-taca en el asilo para clamar venganza en Una historia de venganza

SAPO

Empezar una película con una traducción de título como la presente, sumado a la típica indicación de “basado en hechos reales” y a la pronta aparición en la trama de un desastre aéreo, supone desvelar de cuajo toda la historia al espectador mínimamente atento a las noticias de sucesos. Por tanto, o el planteamiento de la producción es una pifia monumental, cosa poco probable, o la película está enfocada en la evolución de los personajes frente a la tragedia y en la descripción de cómo esas vidas paralelas acabarán por confluir fatalmente. Luego, si la potencia del filme debía radicar en la fuerza de las interpretaciones, el casting era fundamental, o sea pifia inevitable de la producción al fin y al cabo. Claro que Arnold Schwarzenegger figura como productor y eso explica bastante.

Porque, aceptemos la evidencia, nuestro estimado Schwarzenegger nunca ha sido un dechado de ductilidad frente a las cámaras. Sus mayores activos siempre fueron los músculos y su inteligencia en el desarrollo de su carrera artística. Para la mayoría de personajes que ha interpretado poco ha importado su falta de expresividad y sus limitaciones actorales. Aunque es justo reconocer que a lo largo de los años sus capacidades han mejorado progresivamente, lo que le ha permitido ampliar su registro, compensando su declive físico por el paso del tiempo. Es por ello que ha podido afrontar el papel de hombre que pierde esposa e hija embarazada en el accidente.

 

Una historia de venganza

"No sabía que estábamos rodando Plan de escape 2"

 

Así pues, en la película tenemos un marido y padre pétreamente desolado en contraposición a un controlador aéreo, más chivo expiatorio que causante del accidente, cuya vida profesional y familiar queda completamente destrozada por ese acontecimiento. En dicho papel actúa Scoot McNairy que en su interpretación, no sé si por equilibrar, destaca por sobreactuado. Así, la historia va avanzando con el foco puesto de forma alternativa sobre uno y otro, cerrando el rango de amplitud hacia el desenlace final. Esa es la mejor cualidad de la película: la angustia que siente el espectador intuyendo lo malo que les va a pasar a esos personajes que ya han sufrido mucho.

"Una historia de venganza está enfocada en la evolución de los personajes frente a la tragedia y en la descripción de cómo esas vidas paralelas acabarán por confluir fatalmente"

Mención especial requieren algunos aspectos sobre el incidente aéreo que aparecen en la película. En primer lugar la cadena de desaguisados que ocurren en la torre de control que propician el accidente. Son dignos de Pepe Gotera y Otilio con el máximo exponente de unos electricistas haciendo mantenimiento de aparatos en plena operación de control de aviones. Dudo que en el incidente real que da lugar a la película las cosas pasaran de tal modo. Luego, las increíbles circunstancias relatadas no son más que una cortina de humo para descargar de responsabilidad al controlador aéreo. En segundo lugar, las tareas de recuperación de los restos del siniestro en que parece que cualquier persona puede apuntarse como voluntario e ingresar en el perímetro acordonado. Es así como se llega a la alucinante escena en que el protagonista consigue encontrar el cadáver prácticamente intacto de su hija después de un choque entre aviones a 6.000 pies de altura.

 

Una historia de venganza

"Me temo que después de esto no me quedará más remedio que aceptar The Legend of Conan"

 

En cambio, la manera en que se describe el prepotente comportamiento de la compañía aérea con respecto a la reclamación de los familiares de las víctimas tiene un marcado carácter socialmente reivindicativo. Claramente para las compañías todo parece resumirse en un tema contable cuando debería prevalecer la consideración humana. Los últimos incidentes acaecidos, desde la tragedia de Germanwings con el copiloto suicida, o el overbooking de United Airlines con expulsión del pasajero excedente a mamporros, parecen confirmar esta triste realidad.

Y por fin se llega al desenlace previsto de la historia dónde se consuma la venganza que el título avanzaba. Ciertamente todo acaba como se intuía aunque el grado de premeditación de la misma se presenta muy diluido. Por fin se libera la angustia contenida. Pero en ese punto el guión introduce dos elementos que mejoran las expectativas. El primero es de carácter visual en la escena del crimen que aporta una gran fuerza simbólica. El segundo es que la película tiene un desenlace secundario original e insospechado. A pesar de que ese segundo desenlace es poco creíble, al menos consigue un spoiler interruptus al final de la película.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Dos Caras Harvey

INF VNV 3

Recomendada por Kuato a: los que aprecian el look siempre marmóreo de Arnold, ahora adornado con arrugas y canas.

No recomendada por Kuato a: los que asocian a Schwarzenegger con acción desenfrenada, ¡que el hombre ya tiene una edad!

Ego-Tour de luxe por: el montaje de la primera parte de la película con el que se introducen las vidas paralelas de los dos personajes principales.

Atmósfera turbínea por: el improbable personaje de la periodista, cooperador necesario para el desenlace de la película. Un dechado de pasarse el código deontológico por el forro del absurdo.

 

UNA HISTORIA DE VENGANZA. "Aftermath" (2017). Dirección: Elliott Lester. Reparto: Arnold Schwarzenegger, Maggie Grace, Kevin Zegers, Scoot McNairy, Hannah Ware y Glenn Morshower.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies