Categorías

ZONA HOSTIL crítica: Rogamos empujen nuestros helicópteros estropeados

Roberto Álamo y Ariadna Gil juegan a soldaditos con armamento de la T.I.A. en Zona hostil

EL HOMBRE DE BOSTON

Corría un chiste hace años que preguntaba qué significan las siglas R.E.N.F.E., siendo la respuesta “Rogamos Empujen Nuestros Ferrocarriles Estropeados”. Viendo Zona hostil el concepto podría hacerse extensible a los helicópteros, y si alguna vez el gobierno crea una vía de transporte aérea con ellos, debería llamarse “R.E.N.H.E.” como siglas de “Rogamos Empujen Nuestros Helicópteros Estropeados". Porque por mucho que Zona hostil esté basada en un hecho real con el objetivo de ensalzar una gesta del ejército español, la realidad es que éste queda retratado como una panda de ineptos a la altura de los agentes de la T.I.A. Sólo así se explica que un helicóptero militar en campaña sanitaria aterrice donde no debe, vuelque, y sólo por volcar se le caigan las piezas como si fuera una viñeta de Mortadelo y Filemón.

Aún así, si algo se le debe reconocer a Zona hostil es la valentía de realizar una peli de guerra, siendo este un género tan poco practicado en el cine español, ahora que se ha ido olvidando ya cinematográficamente la Guerra Civil. Porque pelis de la Guerra Civil Española en el cine español hay tantas como musicales hay en Bollywood, pero pelis de otras guerras o de guerras más recientes no tantas. Guerreros sobre la guerra de Kosovo, Invasor sobre la guerra de Irak (ambas de Daniel Calparsoro, por lo que se erige por méritos propios en la eminencia en este género), recientemente 1898. Los últimos de Filipinas sobre la guerra de Cuba, y poco más (Historias de la puta mili no entra porque no sale ninguna guerra).

 

Zona hostil: cine bélico

"La hemos cagado al escoger el helicóptero de la T.I.A. en vez del de la marca ACME"

 

Y ahora Zona hostil sobre la guerra de Afganistán aunque sea con resultados más bien discretos. Porque lo que hace Zona hostil es aprovechar la propuesta de un sitío bélico como sucedía en En honor a la verdad, para colar sin gracia todos los tópicos habidos y por haber del género bélico. Enumeramos (vayan apuntando que la lista es larga): el joven oficial que arrastra el recuerdo de su padre militar como una losa por ser toda una leyenda y creer no estar a la altura (eso de que a cada momento le dicen “yo serví con su padre” recordándole que fue un gran líder y tal); el oficial (en este caso femenino) que anuncia su marcha (y le dicen en todo momento que ha nacido para ser militar, que no está hecho para la vida civil y tal); el sargento racista cabrón que le tiene manía al intérprete (hasta que en cierto momento este se gana su respeto y reconsidera sentimentalmente su conducta, snif)…

"Lo que hace Zona hostil es aprovechar la propuesta de un sitío bélico como sucedía en En honor a la verdad, para colar sin gracia todos los tópicos habidos y por haber del género bélico"

Y más que hay combinados con diálogos de manual que suenan a impostados, hasta llegar a un momento especialmente bochornoso que es recitar el himno del espíritu de la Legión antes del combate final a modo de arenga (igualito como cuando en El guerrero nº 13 los vikingos recitan eso de “He aquí que veo a mi padre, he aquí que veo a mi madre”…). Porque otra cosa no, pero lo que son combates armados y escaramuzas, los hay y muchos. No importa que sean un destacamento bien organizado y bien situado en el terreno con armas y francotiradores. Los talibanes, que son cuatro pelacañas yendo tres en una vespino, y no tienen más armas que piedras y palos, les atacan a cada momento, erre que erre, como si fueran hooligans cabreados porque les han robado el partido.

 

Zona hostil: cine bélico

"Yo a la Guerra Civil no vuelvo, que ya me violaron bastante en Libertarias"

 

Una lástima pues, ya que a pesar de las buenas intenciones del director novel Adolfo Martínez Pérez, cualquiera de los títulos bélicos españoles citados se revelan mejores que Zona hostil, y lo hacen ya incluso a nivel de producción, pues casi todo en Zona hostil resulta falsete como un simulacro en el Día de las Fuerzas Armadas. 1898. Los últimos de Filipinas, por poner un ejemplo reciente, transmitía veracidad y credibilidad en cada uno de sus planos pese a haber sido rodada en Canarias, al igual que Mine, un título menor por su guión, pero majestuosamente filmada sin reparar en paisajes y en panorámicas como Lawrence de Arabia pero sin Lawrence y sin Arabia. En cambio en Zona hostil los encuadres son cerrados para no salirse de plano, no sea que veamos las grúas y las caravanas de los actores...

Y eso que Ariadna Gil y Roberto Álamo están la mar de bien en sus respectivos papeles, ella como médico militar y él como piloto de helicópteros, aunque no acabemos de saber si hay alguna conexión más entre ellos que la profesional por ser compañeros y la familiar política por ser cuñados... Así que en su conjunto Zona hostil es un buen intento, aunque sea un intento fallido. Paciencia, que hasta que llegaron las pelis sobre la Guerra Civil Española de Luís García Berlanga, Vicente Aranda o Carlos Saura, nos tuvimos que tragar mucha (me)tralla cinematográfica sobre esa guerra, y ahora que por fin el cine español se ha abierto a guerras más recientes, no va a ser distinto. Con un poco de suerte Daniel Calparsoro rueda otra, pone el género de moda, y tenemos cine bélico español con armamento que no parece de la T.I.A. sino de la marca ACME.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Congelada en carbonita

INF VNV 2

Recomendada por Kuato a: quien la última peli española de guerra que vio fue Balada triste de trompeta, y le gustó porque salían payasos.

No recomendada por Kuato a: quien haya visto recientemente Hasta el último hombre.

Ego-Tour de luxe por: el jamón que se lleva uno de los personajes al frente. En Forrest Gump también preparaban barbacoas de hamburguesas en el Vietnam, ¿no?

Atmósfera turbínea por: que intencionadamente o no, el título se parezca demasiado a En tierra hostil, peli de guerra que, oh casualidad, fue la triunfadora de los Oscars en 2010.

 

ZONA HOSTIL. Estreno en Venusville: 10/03/2017

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies