Categorías

UN GOLPE CON ESTILO crítica: Los abuelos tienen un plan

Versión buenaza de Tipos legales con tres abueletes atracadores en Un golpe con estilo

EL HOMBRE DE BOSTON

Sí, ya sé que puse el mismo subtítulo en la crítica de Tipos legales rememorando el clásico de Paco Martínez Soria (un saludo desde aquí para el programa “Cine de barrio”, que no me pierdo ninguno), pero háganse cargo, es que Un golpe con estilo es prácticamente la misma peli sustituyendo jubilados ex-delincuentes por jubilados buenazos. Ambos títulos cuentan la historia de tres abueletes que están hartos de sentarse en un banco del parque para echarles migas de pan a las palomas, y deciden realizar una acción que les cambiará el resto de su vida, aunque no les quede mucha. En el caso de Tipos legales, correrse una juerga; en el caso de Un golpe con estilo, atracar un banco.

Podría decirse que Un golpe con estilo, remake de la comedia de 1979, es la cara de la moneda amable de Tipos legales, pues aunque sus tres protagonistas deciden perpetrar un robo, es como acto de justicia por los abusos económicos que reciben por la empresa por la que trabajaron y el banco, así que se nos vende como un acto de venganza robinhoodesca. Porque los tres protas son buenos tipos y buenos ejemplos para la sociedad, de los que ayudan a sus nietos a hacer los deberes, al contrario de los tres de Tipos legales, que se drogan esnifando medicamentos, se atiborran de viagra, se van de putas de dos de dos, cometen diferentes delitos, y acaban liándose a tiros con una banda rival.

 

Un golpe con estilo: thriller

"Si hacemos Tipos legales 2 me pido el papel de Al Pacino, que es el que más folla"

 

Michael Caine es el cerebro, Morgan Freeman el buenazo, y Alan Arkin el cínico, repitiendo el mismo papel que interpretó en Tipos legales, pues tiene el honor de hacer doblete. Aunque sus compañeros de reparto también tienen experiencia corriéndose juergas como jubilados. En el caso de Michael Caine en La juventud junto a Harvey Keitel, y en el de Morgan Freeman por partida doble: en Ahora o nunca con Jack Nicholson y en Plan en Las Vegas con Michael Douglas, Robert De Niro y Kevin Kline, pues la premisa de unos abueletes rompiendo las convenciones sociales, ya sea yéndose a hacer la Ruta del Bacalao o cometiendo algún delito amparados en la impunidad de la edad, ya se ha visto varias veces en todas sus variaciones.

"Podría decirse que Un golpe con estilo, remake de la comedia de 1979, es la cara de la moneda amable de Tipos legales"

En el caso de Un golpe con estilo es atracando un banco, y aunque conforme la trama principal de la película, no podemos decir que sea una peli de atracos a bancos al uso, pues no le dedican el tiempo esperado. Desde el Atraco perfecto de Stanley Kubrick, a títulos más recientes como Heat, Plan oculto, Operación Swordfish o Town. Ciudad de ladrones, las pelis de robos de bancos (o de museos, casinos o cualquier establecimiento que tenga objetos robables), forman un género en sí mismo, y es una gozada asistir a la concienzuda planificación, la ejecución y la posterior huída. Tres actos que bien filmados y montados, sirven unas dosis de suspense que ni Alfred Hitchcock dirigiendo una novela de Agatha Christie.

 

"La próxima peli que sea Plan en Las Vegas 2 y así nos corremos una buena juerga"

 

En cambio Un golpe con estilo, como es también una comedia sobre la tercera edad que profundiza en las tramas personales de sus personajes, se ventila el robo en un periquete sin apenas planificación o preparación (todo lo más salir a hacer footing), y aunque surge alguna complicación inesperada, en ningún momento sufrimos por los personajes ni durante, ni después del robo. Ni siquiera cuando el poli interpretado por Mat Dillon les sigue la pista, pues la investigación resulta tan descafeinada como el resto de elementos de la película, aunque hay que reconocer, las cosas como son porque lo cortés no quita lo mutante, que la reconstrucción del plan urdido a base de flashbacks está muy pero que muy bien resuelta.

¿Y los actores qué tal? Ya que no nos engañemos, quedándose la peli a medias como peli de robos, y teniendo en cuenta que ésta es una peli de amiguetes, el gancho es ver a tres bellos como Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arkin… Pues autointerpretándose en sus registros habituales para cumplir el expediente y poco más, pues ninguno de sus personajes sorprende. Cojan cualquier película de los tres y sus interpretaciones serán intercambiables con la de Un golpe con estilo, especialmente la de Alan Arkin, encasillado como viejo cascarrabias cínico y sarcástico desde Pequeña Miss Sunshine. Suerte que como Un golpe con estilo en una peli poco ambiciosa en todos sus aspectos, las interpretaciones no son la excepción y nos conformamos comprobando lo lozanos que aún lucen.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Dos Caras Harvey

INF VNV 3

Recomendada por Kuato a: quien quiera ver una versión suavizada de Tipos legales. Aquí nadie esnifa medicamentos para la hipertensión.

No recomendada por Kuato a: quien prefiera ver a Alan Arkin follándose putas de dos en dos. Eso es en Tipos legales.

Ego-Tour de luxe por: la reconstrucción del robo a base de flashbacks. Vemos lo que no sale en pantalla y decimos: “¡Coño! ¡Pues está mejor de lo que parecía!”

Atmósfera turbínea por: el personaje de Christopher Lloyd. Es triste ver a Doc Emmett Brown en un papel tan breve, ridículo e indigno de un actor de su categoría

 

UN GOLPE CON ESTILO. "Going in Style" (2017). Dirección: Zach Braff. Guión: Theodore Melfi. Reparto: Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arkin, Matt Dillon, Ann-Margret, John Ortiz y Christopher Lloyd.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies