Categorías

SIETE DESEOS crítica: Destino (adolescente) final

Versión teenager femenina de Destino final con un demoniejo chino juguetón en Siete deseos

EL HOMBRE DE BOSTON

¿Creían que con Crepúsculo, Los juegos del hambre y Divergente, habíamos acabado con el cine fantástico para niñitas? Si es así es que son ustedes más ingenuos que Forrest Gump, porque mientras los productos destinados a este público sigan dando pasta, los estudios seguirán insistiendo en ellos por mucho que títulos como The Host, Cazadores de sombras o Hermosas criaturas se dieran el batacazo comercial padre y fallaron (gracias a Dios) en su intento de convertirse en franquicias multimillonarias. Y no sólo eso, explorarán nuevos géneros, pues si hasta ahora el fantasteen femenino consistía en facturar productos románticos donde el componente fantástico era lo de menos, ahora se atreven a combinar el fantasteen con el terror.

O al menos lo que entiende por terror cualquier jovencita de edad comprendida entre los 14 y 18 años, o sea ser el bicho raro del insti, ser víctima de bullying por parte de las pijas guapas, no estar nunca invitada a las fiestas de los más guays, estar enamorada del quaterback rubiales guaperas sin que éste te haga ni puto caso, y tener constancia gráfica de todo ello en todas las redes sociales capaces de ser actualizadas con un Smartphone, que son todas. El retrato, en definitiva, de una adolescente infeliz, desorientada y amargada, para que las Bridgets Jones en potencia con miedo a acabar siendo treintañeras solteronas, borrachuzas y con sobrepreso rodeadas de gatos, se sientan identificadas con el personaje protagonista.

 

Siete deseos: cine de terror

"Me da miedo desear ser rica y famosa, y que me convierta en Belén Esteban"

 

Por eso Siete deseos es un túrmix entre The Possession, Destino final y cualquiera de los títulos citados para jovencitas. The Possession porque la historia va de una caja con un demoniejo dentro que concede deseos a modo de genio, aunque no sea azul y no cante "Un amigo fiel" como el de Aladdin (aunque este es chino y el de The Possession era judío), Destino final porque el demoniejo se cobra cada deseo concedido con una muerte que ocurre de manera fortuita y casual, tal cual ocurre en la saga Destino final... Eso que le pisas la cola al gato, te asustas por su alarido, caes por la ventana que da al jardín, pisas el rastrillo, y tienes la mala suerte de caer sobre el puerco espín del vecino que casualmente se ha colado en tu jardín para cagar.

"Siete deseos es un túrmix entre The Possession, Destino final y cualquiera de los títulos citados para jovencitas"

Aunque los deseos que pide la protagonista no son ni la paz mundial, ni la cura contra el cáncer, ni que Daniel Craig renueve como James Bond para cinco películas más, sino poder comprar bolsos de Louis Vuitton sin necesidad de tener que hacerlo en el top manta, que el quaterback rubiales guaperas babee por ella, dejar de ser el bicho raro del insti, y vengarse de las pijas que le hacen mobbing... En fin, Bradley Cooper también utilizaba sus poderes en Sin límites para, por este orden, 1) follar; 2) ganar pasta; y 3) sólo cuando se habían asolido los puntos 1 y 2, recuperar a su ex-novia, y bien que nos hizo gracia, así que no vamos a ponernos quisquillosos ahora si la prota de Siete deseos utiliza sus deseos para tener el culo de Kim Kardashian.

 

Siete deseos: cine de terror

"No hay duda de que es un demonio chino, aquí pone 'Made in Taiwan'"

 

La diferencia es que con Bradley Cooper en Sin límites nos identificamos porque es un escritor fracasado, y con Joey King no porque es una teen de instituto. Porque recuerden que Siete deseos es una peli para chicas adolescentes (y tal como va el mundo de rápido, también para pre-adolescentes) antes que una peli de terror, y lo es de una manera tan exagerada que todos los componentes de guión puestos para gustar a este sector de público, tiran para atrás a todos los demás sectores. Otras películas de terror adolescente como Eliminado o La horca son igual de malas o incluso peores que Siete deseos, pero como su espectro era los jóvenes en general, quedaba más disimulado.

Por eso Siete deseos presta más atención a las canciones de su banda sonora (no me pregunten cuáles son, que a mí me sacan del "The Final Countdown" de Europ y ya me pierdo) y a los mangoneos de los jóvenes con sus móviles, que al componente de terror. Y por eso las muertes accidentales a lo Destino final son de lo más light, con lo divertido que hubiera sido tener un muestrario de lo más bizarro. Lástima que no se hayan atrevido como sí se han atrevido con el final, porque aquí donde lo ven, Siete deseos sorprende por tener un final valiente, contundente y rotundo, que nos deja con la boca abierta, tanto por ser el final que es como por pertenecer a una película tan suave en los otros puntos. Será lo único que se le ha pegado a John R. Leonetti de su paso por el universo Insidious...

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Congelada en carbonita

INF VNV 2

Recomendada por Kuato a: jovenzuelas de instituto que llevan la carpeta forrada con fotos de Robert Pattinson. ¿Cómo? ¿Que este ya es antiguo? Pues el barbie-guaperas que esté de moda ahora, sea quien sea.

No recomendada por Kuato a: quien con Crepúsculo, Los juegos del hambre y Divergente, ya ha tenido suficiente fantasteen para el resto de su vida.

Ego-Tour de luxe por: el final, of course, y haber recuperado a Ryan Phillippe, desparecido desde... ¿cuándo? ¿Sé lo que hicisteis el último verano? Pues mira, de terror a terror.

Atmósfera turbínea por: hombre, siendo una peli de terror con muertes, un poquito más de sangre se hubiera agradecido. Y ya puestos, menos móviles también.

 

SIETE DESEOS. "Wish Upon" (2017). Dirección: John R. Leonetti. Guión: Barbara Marshall. Reparto: Joey King, Ryan Phillippe, Sidney Park, Shannon Purser, Ki Hong Lee y Mitchell Slaggert. Estreno en Venusville: 21/07/2017.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies