Categorías

MUSA crítica: Mousse de terror

Musas que parecen brujas y brujas que son musas en el nuevo thriller de Jaume Balagueró

RAY ZETA

Si algo le debemos reconocer a Jaume Balagueró, es que lejos de haberse apoltronado en su butaca de director realizando productos alimenticios de encargo tras el super-mega-hiper-éxito que significó la saga Rec, siga arriesgándose en el género con complejas propuestas terroríficas. Lo hizo con Mientras duermes basándose en la novela de Alberto Marini con guión del mismo escritor, y lo hace ahora con Musa adaptando él mismo la novela “La dama número trece” de José Carlos Somoza. Una novela ambientada en Madrid en vez de la verde Dublín de la película, porque ya se sabe que quien paga manda, y como Musa es una co-producción hispano-irlandesa, pues p’allá que se ha ido el equipo a atiborrarse de Guinness…

Película rodada en inglés con vocación de mercado internacional, clásica de estilo como Los crímenes de Oxford pero substituyendo las matemáticas por la poesía, aunque con un actor protagonista (Elliot Cowan) no tan famoso como Elijah Wood o John Hurt (en Musa, los actores famosos son los secundarios, ahí están Franka Potente, Christopher Lloyd y, ejem, Manuela Vellés y Leonor Watling para demostrarlo). Por lo que con Musa, Jaume Balagueró se distancia de Rec y regresa al espíritu de algunas películas suyas anteriores como Los sin nombre, Darkness o Frágiles. ¿Creían que sólo los turrones El Almendro vuelven a casa por Navidad? Pues ya ven que Jaume Balagueró vuelve a la casa de sus primeros títulos, y lo hace antes de Navidad.

 

Musa: terror

"Si quieres ser mi musa has de saber que sólo me inspiran las porno-chachas"

 

Porque Musa en un elegante thriller sobrenatural que nada tiene que ver con el terror sucio y realista de Rec. Un thriller que juega muy bien con las bases del género y que funciona perfectamente en su primera mitad, en la que el protagonista ayudado por los diferentes secundarios que van saliendo, lleva a cabo por su cuenta una investigación que le guiará hasta un inesperado desenlace de corte fantástico. Aunque, todo hay que decirlo, la presencia de secundarios se antoje un tanto gratuita, y las pistas le lleven de A a B con la misma facilidad que si de un concursante en la prueba final de “El tiempo es oro” se tratara (como descubrir por internet en un momento la existencia de alguien que lleva media vida haciéndose pasar por muerto).

"Musa en un elegante thriller sobrenatural que nada tiene que ver con el terror sucio y realista de Rec"

Y digo que funciona en su primera mitad, porque es en su segunda mitad que la película titubea en más de una ocasión. Exactamente desde que irrumpen en escena las musas del título. Si están pensando en Olivia Newton-John patinando tal como salía en Xanadú, en Sharon Stone comprando tampones en La musa, o en las cariátides cantarinas de góspel de Hércules, olvídense, porque estas musas, divinidades inspiradoras de las artes, tienen un lado oscuro tan cabrón como el demonio de la caja china de Siete deseos. Inspiran al artista y le ayudan a conseguir el éxito, sí, pero luego se lo cobran de una manera tan pérfida y despiadada (ya se sabe, al fin y al cabo son tías), que más le hubiera valido al artista hacer un pacto con el Diablo directamente.

 

Musa: terror

"Somos María Laura, María Emilia y María Eugenia, las Trimusas de oro"

 

Porque más que musas parecen brujas (sin ir con segundas), y al espectador nunca le acaba de quedar claro los poderes que tienen, pareciendo que se saltan a la torera las reglas internas en más de una ocasión, como tampoco quedan claras sus distintas personalidades. ¿Son buenas o son malas? Primordialmente malas, pero parece que hay de todo… ¿Y todas pueden hacer lo mismo? Pues parece que no, o callen, igual sí…Será que es sí o que no según las necesidades del guión. No son trece como en la mitología griega sino siete, cada una diferente acorde a su identidad como los pitufos, que aparecen y desaparecen según conveniencia, y que acaban mandando al traste toda la coherencia que llevaba la investigación.

De ahí que llegado el final, no nos creamos lo que vemos aunque sea un final con un doble giro argumental de lo más sorprendente. Lástima, porque de haber estado las figuras de las musas mejor explicadas, estaríamos ahora ante un thriller la mar de redondito... No deja de ser casualidad que en poco tiempo hayan coincidido Jaume Balagueró y Paco Plaza, artífices ambos de la saga Rec, con sendos estrenos en cartelera. Dos estrenos además que no pueden ser más diferentes. Mientras Balagueró ha realizado esta fantasía sobrenatural internacional que es Musa, Plaza ha apostado por el realismo cotidiano local de Verónica. En esta ocasión, menos ha sido más y el localismo de la posesión demoniaca se ha impuesto a globalización de la inspiración diabólica. Veremos en la siguiente.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Dos Caras Harvey

INF VNV 3

Recomendada por Kuato a: coleccionistas de los diferentes pitufos. Con estas musas acabarán antes la cole porque sólo hay siete.

No recomendada por Kuato a: quien como Picasso crea que la inspiración de las musas sólo llega trabajando.

Ego-Tour de luxe por: Manuela Vellés, que sólo sale en tres escenas, pero joder qué tres escenas: una leyendo poesia, otra follando, y otra desnuda cubierta de sangre.

Atmósfera turbínea por: que las musas no se marquen ningún cántico gospel como las de Hércules.

 

MUSA. “Muse” (2017). Dirección: Jaume Balagueró. Guión: Jaume Balagueró y Fernando Navarro. Reparto: Elliot Cowan, Franka Potente, Ana Ularu, Manuela Vellés y Leonor Watling. Estreno en Venusville: 10/11/2017.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies