Categorías

TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO crítica: Los cybercaballeros de la mesa de hojalata

Quinto episodio de la saga Transformers con los caballeros del rey Arturo de estrellas invitadas

ROBERT THORNHILL

Por respeto a nuestros inteligentes lectores no tiraremos por la vía directa haciendo un corta y pega cambiando algún párrafo de las críticas que en su momento redactamos sobre Transformers o Transformers: la venganza de los caídos, porque esta última entrega de las aventuras en el tiempo de los muñequitos cachondos de la Hasbro es más de lo mismo de ese universo Bay que tanto nos gusta en Venusville. Cierto es que apostábamos bien poco por esta quinta entrega después del destrempe que nos produjo Transformers: La era de la extinción, donde más que nunca echamos de menos a la más tetuda de la clase Megan Fox, despedida por subirse a las barbas del mandamás creyendo que dos tetas valen más que dos carretas... Y es que con un tío como el machote Bay, que se codea con las top models más buenorras del mercado haciendo vídeos para Victoria’s Secret, no se puede andar con bromas.

El caso es que el cambio de la morenita pechugona cara de vicio y culo de infarto de las dos primeras entregas, por dos rubitas de pasarela de cuerpos diez y caritas de ángel como Rosie Huntington-Whitele y Nicola Peltz, fue bien acogido por ese público morboso, expectante por ver ese slow motion recreándose en las partes más femeninas de la moza Transformer. La flojilla cuarta parte fue además la más taquillera del 2014 demostrando que la formula Bay le sigue molando a la gente que le responde con los ojos cerrados sabiendo que no les va a dar gato por liebre, y y ya sabemos cómo van las cosas en Hollywood: cuando algo funciona (o sea da mucha pasta) se repite ad infinitum hasta que ese cándido público se da cuenta de que le están vendiendo el mismo mono con ropa diferente. Y así nos llega la quinta entrega de esta saga, un episodio no apto para escrupulosos historiadores, que se llevarán las manos a la cabeza con las patadas a la Historia universal que propone un guion de infarto hecho para no dejar títere con cabeza.

 

Transformers: El último caballero

"Escóndete, que por ahí andan Shia LaBeouf y Megan Fox preguntando"

 

Porque si Transformers: El lado oscuro de la luna nos iluminó sobre las razones de aquella incomprensible carrera espacial entre rusos y yanquis en los 60s, con la absurda obsesión de poner un pie en la luna, en Transformers: El último caballero los guionistas se han fumado una plantación entera de marihuana y bebido un barril de Jack Daniels para embarcar a nuestros cachondos robots camaleónicos en un auténtico viaje en el tiempo, conviviendo con los caballeros de la Mesa Redonda (Merlín incluido)  y participando en el intento de acabar con Adolf Hitler… (¿dónde estaba yo el día que explicaron esto en clase?),

Si en su última película, 13 Horas: Los soldados secretos de Bengasi, pudimos comprobar que Michael Bay también es capaz de ponerse serio sin renunciar a su estilo directo que busca tener al espectador on fire durante toda la película, los 149 minutos de Transformers: El último caballero es un striptease en toda regla de Bay que se deja llevar por todos esos clichés primarios que caracterizan su filmografía y que han hecho de él el segundo director más taquillero de la Historia, sólo por detrás del maestro Spielberg: escenas que apenas duran un minuto, explosiones y tiros sin parar, nuestros ojos que no dan abasto viendo los Transformers aquí y allá, una auténtica feria de coches deportivos a cual más flipante, esas chicas que-no-te-encuentras-por-la-calle vestidas de stripper (palabras textuales extraídas de la película), y fantasmadas a gogó... CineBay en toda su expresión. No da tiempo ni a pensar si lo que se está viendo tiene sentido, pero da igual, hemos venido con nuestras palomitas y nuestro refresco de cola y hemos puesto el piloto automático en nuestra mente para olvidarnos de todo lo que no pase delante de nuestros ojos.

"Transformers: El último caballero es un striptease en toda regla de Bay que con todos esos clichés que caracterizan su filmografía"

Aún así, ese habitual repertorio de Transformers, después de cinco películas poco nos puede sorprender, y aunque vemos una especie de guiño a Juego de Tronos con esos robots en forma de dragón expidiendo fuego alrededor de la Khaleesi de turno (la latina Isabela Moner, un joven clon de Michelle Rodríguez), esos duelos épicos entre Optimus Prime y Megatron ya no tienen el mismo efecto innovador que en los primeros capítulos. Ese lógico desgaste de unos personajes que poco más nos pueden ofrecer se ve compensado en Transformers: El último caballero por tres factores que la rescatan de la monotonía creciente de la saga.

La nueva chica Bay, Laura Haddock, que sobrepasa los proptotipos anteriores de mujer florero de Megan Fox, Rosie Huntington-Whiteley y Nicola Peltz, dándole un rol más intelectualoide como historiadora, sin desdeñar sus evidentes atributos femeninos (una Megan Fox versión adulta en busca de un macho alfa carismático). Y qué decir de la insigne presencia de Anthony Hopkins, que transmite la sensación de ser un niño al que llevan por primera vez a Disneyland Paris. Se lo pasa en grande y lo logra transmitir por pantalla.

 

Transformers: El último caballero

"Con las pelis de Thor y esta de Transformers ya tengo para la jubilación"

 

Y ya por último, esos guiños cinéfilos que tanto nos encantan y que aportan frescura a Transformers: El último caballero: ese gracioso inicio en la época del Rey Arturo con los Tranformers acompañando a los ilustres caballeros de la Mesa Redonda con un Merlín borrachillo, ese robot con aires de C-3PO pero que en lugar de ser un androide de protocolo es un cachondo mental que no para de dar la nota… Y qué decir de ese guiño a la mítica Con Air con Megatron eligiendo a sus esbirros a cual más barroco y quincalla, con versiones robóticas de Cyrus el Virus y Perro Diamante.

Es una pena que nuestro idolatrado Michael Bay haya decidido colgar las botas y dejar una saga que prepara una avalancha con catorce secuelas para que nos empachemos de robots la próxima década, siendo el primero un spinoff de Bumblebee  que nos llegará en junio de 2018. Gracias Michael por tantas horas de diversión palomitera y por dejar la saga por la puerta grande. Has puesto el listón muy alto.

 

INFORME VENUSVILLE

Venusentencia: Copas de yate

INF VNV 4

Recomendada por Kuato a: aquellos que les gusten pelis como Forrest Gump o Zelig, con un personaje omnipresente en los momentos cruciales de la Historia.

No recomendada por Kuato a: los que pensaron que después de 13 Horas: Los soldados secretos de Bengasi, Michael Bay había abandonado el cine palomitero.

Ego-Tour de luxe por: esa imagen de los doce caballeros de la mesa redonda escoltados por otra docena de caballeros Transformers. El tío le echa imaginación. Sin duda.

Atmósfera turbínea por: esa ausencia de escenas eróticas en las películas de Michael Bay, ya que de ese besito con paisaje de fondo bucólico no pasamos.

 

■ TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO. "Transformers: The Last Knight" (2017). Director: Michael Bay. Reparto: Mark Wahlberg, Laura Haddock, Anthony Hopkins, Josh Duhamel, Jean Dujardin y Tyrese Gibson. Estreno en Venusville: 04/07/2017.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies